Salvemos al Planeta: Opus #11

José A. Cárdenas y Lydia P. Vignau

(Fecha original de publicación: Diciembre 9, 2019)

“How many deaths will it take ´till he knows, that too many people have died”. Bob Dylan, Blowing in the Wind

Hace algunas semanas, el Sumo Pontífice propuso que la Iglesia Católica debe incluir en su doctrina los “pecados en contra de la ecología”. Más aún, los “ecocidios”, manifestó, deberán considerarse como una quinta categoría de crímenes internacionales en contra de la humanidad. ​

Un ecocidio resulta de una contaminación masiva de aire, tierra y agua, por acciones humanas que ocasionan un desastre ecológico total o parcial, o la destrucción de un ecosistema, y afectan la vida de quienes habitan la zona impactada: flora, fauna y los mismos seres humanos. Este daño, por definición cuantioso, puede además ser irreversible o casi imposible de regenerar. ​

Existen muchos ejemplos de ecocidios en la historia reciente, aunque lamentablemente algunos han sido tomados con indiferencia, minimizando su grado de importancia y seriedad: el denominado “agente naranja” en la guerra de Vietnam, el crecimiento desordenado en la Isla de Pascua, la tala de árboles en Brasil o la desaparición del Mayab.

Estos desastres ecológicos, que resultan en ecocidios, frecuentemente empiezan con la actividad de gobiernos en tiempos de guerra, y más tarde, los mismos agentes causantes del daño son comercializados por corporaciones que saben que su actividad es criminal, porque viola los principios de justicia ambiental, pero por su ambición desmedida siguen elaborando y comercializando esos productos ecológicamente peligrosos. A esta combinación se suma la ignorancia y apatía de los consumidores, convirtiéndose el proceso en un verdadero círculo vicioso. Para combatir estas actividades criminales, hay organizaciones gubernamentales responsables, activistas ambientales y algunas organizaciones internacionales, a las que recientemente se ha sumado la Iglesia Católica.

​El papel de la Iglesia Católica puede resultar protagónico en este momento: 1,313 millones de fieles, casi una sexta parte de la humanidad según el censo de 2017, habitantes de grandes economías como Brasil, México, Filipinas, Estados Unidos, e Italia en orden de números de católicos, se encuentran bajo la potestad de los Estatutos Romanos de la Iglesia. La Iniciativa del Papa Francisco de introducir en el catecismo de la iglesia los pecados en contra de la ecología puede ser providencial y de trascendencia considerable, si existe la voluntad de propios y extraños para escuchar su llamado.

Hace unos días se presentó en distintos países la premier de la película Dark Waters, basada en el caso real de DuPont, una gran corporación multinacional: un abogado responsable y tenaz logra conectar miles de muertes y enfermedades inexplicables a esta compañía. Mientras la verdad afloraba paulatinamente durante largos años, el profesional del derecho pone en entredicho su futuro, arriesgando su vida y la de su familia. No es la primera vez que el Séptimo Arte nos conduce a un examen de conciencia sobre los delitos ecológicos: Erin Brokovich y Acción Civil son otros buenos ejemplos.

No obstante, estas grandes manifestaciones de propaganda de la modernidad, ni siquiera la voz de la Iglesia será suficiente si nos mantenemos apáticos e ignorantes ante la inminente destrucción de nuestro Gran Hábitat: según expertos internacionales, nos queda poco más de una década del mundo como hoy lo conocemos y disfrutamos, si no logramos contener el aumento de la concentración de dióxido de carbono en la atmósfera. ¿Vamos a permanecer pasivos? ¿O vamos a sumar nuestros esfuerzos para realizar esta difícil pero no imposible obra mayúscula entre todos, en menos de 11 años?

One thought on “Salvemos al Planeta: Opus #11

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s